Nació en 1898 y estudió bachillerato libre con unas maestras hasta los 14 años, cuando éstas se fueron a Alicante convencieron a los padre de Bernarda para que la dejaran irse a con ellas a estudiar magisterio. Aunque no fue fácil, finalmente la dejaron irse. Era Septiembre de 1912 cuando Bernarda con 14 años se fue de su casa para iniciar sus estudios en la Escuela Normal Superior de Magisterio de Alicante, donde permaneció tres años. En 1915 ya era maestra con unas magníficas notas y con tan sólo 17 años.

Cuando volvía a Lorca en las vacaciones impartía clases de francés, música y aritmética a los alumnos que requerían su enseñanza. Curiosamente estas clases se anunciaban en el periódico local Tontolín. Su primer destino como maestra fue en la población alicantina de Benajama, donde años después contraería matrimonio con Blas Jesús Rodríguez Lorente, también maestro.

En 1925 pudo trasladarse a Lorca donde comenzó a impartir clase en una escuela de niñas que había en la calle Mayor del Barrio de San Cristóbal. Después ejerció como maestra en la Graduada nº1 de niñas en la Plaza de España, desde donde se trasladó al Instituto viejo de la Cava llamado después Colegio de San Fernando. Allí impartió clases de aritmética y geometría hasta 1961 que con 48 años de servicio se jubiló.

Bernarda Salas fue una lorquina que rompió con los moldes sociales existentes y se lanzó por el camino del estudio y del trabajo en una edad muy temprana y en unos años, muy a comienzos del siglo XX, cuando en Lorca el hecho de que una mujer estudiara era considerado casi un escándalo.

Deja una respuesta

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.