Chari Guillén Egea es culturista y la única mujer española que está en competición internacional con más 50 años de edad.

Desde pequeña le gustaba el baile y sentía admiración por las atletas que veía en tv y revistas, así que empezó a practicar aerobic y se sacó el título de monitora, ahí fue cuando conoció a su marido, y fue  cuando descubrió las pesas, ya que él entrenaba, así que empezó con las pesas, poco después su marido, asistió a un campeonato de fitness y ahí comenzó su andadura, ella se dijo  «yo quiero estar ahí y ese físico es lo que quiero y aquí sigue intentando mejorar día a día.