Fue concejala durante dos legislaturas, entre 1991 y 1999 y encargada de la Delegación de Educación todos esos años. El Colegio Público Andrés García Soler se inauguró durante el primer año de su mandato.

Entre mayo de 1994 y junio de 1995 fue encargada de la Delegación de Festejos, organizando la Feria de 1994. La Delegación de Cultura y la Vicepresidencia del Consejo Municipal de Cultura y Festejos fueron ostentados por ella entre mayo de 1994 y junio de 1999. Durante su mandato el área cultural más desarrollada fue la de publicaciones de todo tipo: literatura, historia, geográfica, etnológica, arqueología…

En otro campo en el que se volcó fué el de Teatro, luchando por mantener una programación de calidad. También la Arqueología tuvo una especial atención durante el mandato su mandato.

Durante los los años que permaneció como Teniente Alcalde de Cultura se puso en marcha la colaboración del Ayuntamiento de Lorca con la Universidad de Murcia para la realización de los Cursos de la univesidad del Mar, e inició los primeros contactos para hacer realidad el proyecto «Lorca, ciudad universitaria».