Perteneció a las generaciones que salieron del Ibáñez Martín a principios de los años noventa y que fueron al Parlamento Europeo.

También participó en cursos de formación europea que se hicieron en el instituto y es un ejemplo de las jóvenes que se abren camino gracias a aprender idiomas y desenvolverse por todo el mundo.

Licenciada en Traducción e Interpretación en la Universidad de Granada, realizó traducciones literarias de poesía para la revista Nuove Lettere de Nápoles y residió dos años en Glasgow.

Ha trabajado como traductora e intérprete para la sociedad «INTEGRAL» de dasarrollo rural, con la que ha acompañado a delegaciones de alcaldes de la comarca del noroeste de Murcia a países europeos como Grecia, Francia y suiza.

También trabajó como traductora científica para una empresa filial de IBM en Barcelona.